Protege tu cuerpo del coronavirus

Protege tu cuerpo del coronavirus

En la actualidad, estamos enfrentando una situación donde el estrés está a flor de piel. Descubre en éste post cómo mejorar tu sistema inmune mediante el control del estrés y la alimentación.

Vivimos con la preocupación de que nosotros ó alguno de nuestros seres queridos pueda contraer coronavirus. Sin embargo, es por todos sabido que el estrés causa distintas afectaciones en nuestro organismo, tales como:

  • Debilita el sistema inmune haciéndonos más susceptibles a contraer enfermedades
  • Es hiperglucemiante, es decir, hay glucosa elevada en sangre
  • Eleva la presión arterial
  • Aumenta lípidos en el torrente sanguíneo
  • Aumenta calcio y fosfatos liberados por los riñones
  • Aumenta el metabolismo energético, por lo que sentimos hambre y comemos más

Cuando nos sentimos estresados por un periodo de tiempo muy prolongado, aparece como patología psicosomática . De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) detectó que el 75% de los trabajadores mexicanos padecen estrés, ocupando el primer lugar a nivel mundial en ésa categoría. Increíble, ¿verdad?

Es ahora más que nunca que debemos mantener un sistema inmune fuerte y temple para poder afrontar las situaciones que vengan. En primer lugar, debemos de procurar en la medida de lo posible reducir el impacto que tiene el estrés en nuestro cuerpo. Para ello hay varias formas:

  • Hacer ejercicio que te guste. El yoga es buena opción porque se incluye una relajación al final.
  • Tomarse unos minutos para respirar pausada y profundamente.
  • Practicar la meditación ó relajación mental. 

Aquí te comparto un video de 5 minutos de relajación, ¡ideal para tomarse una pequeña pausa a cualquier hora del día!

Es maravilloso el efecto que tiene cuidar nuestro cuerpo desde adentro, así que también podemos reforzar nuestro sistema inmune mediante los alimentos que consumimos y algunos hábitos saludables, como por ejemplo:

Microbiota intestinal

La microbiota intestinal cumple una importante función inmunológica, por lo que te recomiendo incluir alimentos fermentados ricos en probióticos, tales como yogurth natural, kéfir, choucrut, pepinillos, miso, etc. Además de ésto, también es recomendable combinarlos con prebióticos que actúan como el alimento de los probióticos, las frutas y verduras, trigo, cebada y avena son algunos ejemplos.

Fitoquímicos

¿Recuerdas el viejo remedio de consumir un ajo al día ó tomar jarabe de cebolla cuando estamos enfermos? Esto se debe a que dichos alimentos son ricos en fitoquímicos. Los fitoquímicos son sustancias presentes en alimentos de origen vegetal y mejoran la respuesta inmune de nuestro cuerpo. No sólo el ajo y la cebolla, sino que en general todas las frutas y verduras los contienen, por lo que se recomienda que todos los días los consumas frescos.

Grasas buenas

Los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (PUFAs ó más conocidos como omegas) son altamente recomendables, ya que son precursores de componentes que ejercen un rol muy importante en el sistema inmune. Algunas fuentes de éstas grasas son las oleaginosas como nueces, almendras, cacahuates, etc., los aceites vegetales, verduras de hoja verde y pescados. Los pescados con mayor contenido de PUFAs son la tilapia, atún rojo, salmón y sardina.

Toma agua

No olvides mantenerte hidratado. Bebe tus 8 vasos de agua al día, puedes agregarle gotas de limón ó hacer una infusión sin azúcar para que también la disfrutes.

Descansa

El descanso es esencial. Se ha establecido que debemos dormir 8 horas, de ésta forma tus sistemas y hormonas funcionarán adecuadamente además de que se ha observado que dormir bien se relaciona menos con sobrepeso y obesidad.

Organízate

Aprovecha la cuarentena para organizar y planear tus comidas. En primer lugar, te recomiendo tomar un día para escribir los menús que deseas consumir en la semana. Ten en cuenta los alimentos para el desayuno, comida, cena y colaciones. Recuerda incluír los que recomendé arriba (frutas y verduras frescas, pescados, leguminosas, oleaginosas, yogurth, etc.) Posteriormente, ya con los menús hechos, haz una lista de compras en base a lo que planeaste. Verás cómo de ésta forma ahorrarás tiempo pensando en qué cocinar, así como dinero que de otra forma gastaríamos en cosas que al final se quedan en un rincón de la alacena.

Mantente en contacto con tu nutrióloga para que te asesore en los alimentos que mayor beneficio te pueden dar. Si quieres un menú personalizado, ¡no dudes en agendar tu cita! Recuerda que estoy a tus órdenes con consultas online para seguir los lineamientos de la sana distancia.

Un comentario acerca de “Protege tu cuerpo del coronavirus

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *