Tengo mucha ansiedad

Tengo mucha ansiedad

Muchas veces he escuchado comentarios acerca de que un gran sentimiento de ansiedad impide que una persona pueda apegarse de manera satisfactoria a su plan de alimentación. Los seres humanos somos criaturas complejas que a diario experimentamos diversas emociones, las cuales nos llevan a ciertas conductas. En concreto, ciertos sentimientos como la ansiedad y la depresión pueden confundirse con sensación de hambre por lo que la ingesta de alimentos se incrementa. Por otra parte, la ansiedad también se ve relacionada con factores como estrés, bajos niveles de serotonina, la menstruación, trastornos de la alimentación, etc. Sea cual sea la razón, al terminar de comerte ese chocolate o papas fritas siempre terminas con sentimiento de culpa, prometiéndote a ti mismo que no lo volverás a hacer. No es fácil hacer a un lado todos esos sentimientos para lograr tus objetivos, en este caso de estado nutricional, sin embargo aquí te comparto unos tips que te pueden ayudar:

  1. Busca el origen de la ansiedad: Analiza lo que está pasando en tu vida. Acude con un profesional que pueda hacer un diagnóstico de tu situación.
  2. Encontrar motivos poderosos para apegarse a un estilo de vida saludable: Debe haber una razón que te haga querer seguir tu plan de alimentación, hacer ejercicio, tomar adecuadamente tus medicamentos, entre otros. Ya sea el tener una vejez con buena calidad de vida, lucir un bikini increíble en la playa, jugar con tus hijos, tener mejor rendimiento en el trabajo, etc. Una vez que los hayas identificado escríbelos en post its y pégalos en un espejo donde puedas verlos todos los días mientras te peinas o te cepillas los dientes.
  3. Busca una actividad recreativa: Algo que te guste como hacer manualidades, ir a bailar danzón en el centro, tomar fotografías, salir a pueblear, etc. La idea es mantenerte distraído para evitar pensamientos negativos.
  4. Haz actividad física: Este punto es muy importante ya que al hacer ejercicio tu cuerpo produce serotonina, la hormona de la felicidad. Al mantener esta hormona en niveles adecuados será menos probable que tengas ataques de ansiedad.
  5. Masticar goma de mascar sin azúcar: Esto producirá saciedad sensorial y será menos probable que después consumas golosinas.
  6. Analizar tu alimentación: Los sentimientos de ansiedad, irritabilidad, cansancio, y muchos otros tienen una relación directa con deficiencias de macro y micro nutrimentos como vitaminas del complejo B, hierro, zinc, ácidos grasos, entre otros. Esto hace indispensable que tengas una alimentación saludable, variada y completa que sólo un profesional te puede prescribir. Al alimentarte de manera correcta notarás el cambio en pocos días y te sentirás mucho mejor.
 

Recuerda que nada es imposible para un corazón lleno de voluntad. Busca el apoyo de tu familia, amigos y un profesional de la salud ético.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *